Sin planificación no llegan los resultados

Perfil de Twitter de Gallina BlancaPlanificación. Esa es la clave de cualquier estrategia en Social Media. Para muchos de vosotros, esa afirmación os parecerá una perogrullada, pero cada día me topo con empresas -y no pequeñas, precisamente- que se piensan que hoy abres un perfil en Twitter o una página en Facebook e incluso una perfil en Pinterest (que han oído que lleva mucho tráfico a su página web) y al día siguiente sus ventas se disparan. Pues lamento desmontarles el mito.

La consecución del éxito lleva mucho tiempo y no siempre está asegurado a pesar de hacer las cosas bien. Cualquiera, observando simplemente algunos perfiles de Twitter o páginas en Facebook se da cuenta de que muchas pequeñas empresas hacen mucho y muy bien en Social Media. Sin embargo, nadie las pone como ejemplo de gestión puesto que ese espacio siempre queda reservado a marcas de renombre como Gallina Blanca, Coca-Cola o Banco Sabadell, por citar sólo tres ejemplos.

Estas tres compañías y todas aquellas que tienen unos objetivos determinados se han molestado en primer lugar en detectar dónde están sus seguidores. Normalmente se asocia Social Media con Twitter y Facebook, pero no necesariamente nuestro público se encuentra ahí. Como bien comentaba Ana López en un post sobre marcas que venden exclusividad, una empresa como Channel posiblemente no deba estar en plataformas mayoritarias. Este es sólo un ejemplo.

Fiesta de Yelp Madrid en la Playa de Lavapiés / YELP

Una vez seleccionadas las plataformas por las que vas a apostar, debes diseñar una estrategia encaminada a una consecución de unos objetivos. Para ello será imprescindible generar contenidos de calidad que poco a poco irán fidelizando a tu audiencia e impulsarán la idea de Comunidad. Para ilustrar este paso, no se me ocurre un mejor ejemplo que el de Yelp España. Desde su llegada a nuestro país, sus fiestas son el punto de encuentro entre sus usuarios y sus diferentes responsables de Comunidad. Ahí, pones cara a tus contactos, hablas con ellos, te diviertes y eso hace que la próxima reseña la publiques en este site sin duda alguna.

Y, por supuesto, en las diferentes fases siempre tienes que estar dispuesto a responder a las dudas y críticas que te hagan llegar en las diferentes plataformas (y no sólo en las que estés presente puesto que los usuarios hablan de ti en todas partes). Los usuarios demandan atención y si tú no estás dispuesta a ofrecérsela, dudo que ellos luego estén dispuestos a consumir tus servicios o productos.

Como puedes comprobar, el proceso resulta más complejo de lo que pudiera parecer en un principio. ¿Piensas que puedes hacer todo esto de un día para otro? Está claro que no. Ahora, claro está que quien no conozca este entorno tal vez se crea capaz de hacerlo.